Gracias

Una vez más tengo que decirlo. No me importa repetir, a riesgo de cansar; sólo así puedo ser justo con quienes me dais tanto. Gracias por llenar un local de nuevo para disfrutar y acudir a la llamada de la radio. Gracias por los oídos de cada tarde y de estas noches. Gracias por esos coros, gritos y palmas. Pero tenéis que saber que por supuesto no es cosa mía, aunque os lo agradezco. La culpa es de Loquillo, los Auserón, Antonio Vega, Manolo y Quimi y ese elenco de grupos y artistas que son inmortales gracias a su música. Mi “olé” para quienes siguen mimando a las buenas canciones de todos los tiempos. Mi “olé” es para vosotr@s. Va por ustedes.